Sala Acuario – Nos despedimos

Nos despedimos de esta travesía.

Queremos compartir con todos vosotros la finalización de nuestra colaboración con el Acuario de Gijón como gestores de la Sala Acuario, espacio escénico donde durante estos últimos meses hemos ido programando espectáculos de muy diversa temática.
Ayer nos despedimos con “La historia de la pequeña rape abisal” un espectáculo creado expresamente para ser el broche final de nuestra estancia en el Acuario. ¿Qué mejor temática que la de una historia de seres marinos para un entorno acuático? Muy emocionados nos despedimos de una etapa profesional muy exigente.
Queremos transmitiros nuestro agradecimiento a todos aquellos que habéis sido espectadores de las funciones programadas, a todas aquellas compañías que depositaron su confianza en nosotros al llevar allí sus espectáculos y al equipo del Acuario por elegirnos para llevar a cabo esta tarea.

Nos llevamos la satisfacción de escuchar las risas y los agradecimientos de quienes se sentaban sábado tras sábado en las butacas de la sala. Esos “muchas gracias, hasta la próxima”. De cuando los niños se acercaban recordando a los personajes vistos en otras funciones repitiendo frases y anécdotas vividas sobre las tablas.
Sabemos que de esta experiencia han nacido conversaciones y encuentros que marcan y que dejan una semilla para el futuro. Hemos conocido el saber hacer de otros profesionales y compartido con ellos inquietudes y diferentes enfoques de lo artístico. Estamos seguros de que nuevas posibilidades llegarán gracias al camino andado y que nuevas puertas se abren gracias a lo descubierto en esta experiencia.

Sala Acuario, una ilusionada iniciativa.

Escenario de la Sala Acuario

Siempre hemos tenido muy presente la ilusión con la que partimos, las ganas con las que nos involucramos en la iniciativa, por ello, siempre hemos querido dar lo mejor de nosotros mismos y prestar un servicio de calidad independientemente de las circunstancias más o menos ventajosas que rodean siempre a la profesión teatral. Porque amamos lo que hacemos y porque creemos que el teatro y quienes se dedican a ello merecen espacios teatrales donde poder realizar su labor con dignidad y que esos espacios y los organismos que los dirigen deben de ayudar y contribuir a que la actividad salga a delante. Debe de ser un esfuerzo conjunto y nunca algo que recaiga sólo sobre los hombros de una de las partes. Una actividad teatral se consolida gracias a un empeño, lucha y sacrificio continuado y concienzudo.
Nosotros, como compañía de teatro, sabemos lo que supone para una compañía el ir a taquilla. Conocemos en primera persona el gran desafío y el gran riesgo que supone depender sólo de las entradas vendidas, sabiendo todos los gastos que supone subir al escenario un montaje con actores, transporte, escenografía y demás…. Por ello siempre tuvimos claro el necesario compromiso de gestión y difusión de la actividad con el que nos embarcamos en la gestión de la Sala Acuario.

Tenemos claro cómo han de hacerse las cosas y el respeto que merece la actividad teatral.

Han sido meses de intenso trabajo pero de constante aprendizaje. Salimos de esta experiencia con las cosas más claras y motivados para seguir haciendo teatro.
Nos vamos con la certeza de haber hecho un buen trabajo y con la satisfacción de que el viaje ha sido enriquecedor.
Nuestro camino no acaba aquí, nuestra actividad como compañía, escuela y productora sigue adelante. Seguiremos soñando y creando sobre los escenarios. Os animamos a seguir a nuestro lado y a descubrir todo lo que vayamos haciendo, siempre sabréis de nosotros en nuestras redes sociales.

Facebook InstagramTwitter

Gracias con todo el cariño del mundo.

Comparte este contenido con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *