Entrevista sor angustina

Hace unos días entrevisté a Sor Angustina, una monja líder de una congregación de nombre desconocido que lucha contra el mal en todas sus formas y que ahora nos traen un espectáculo muy jugoso…

Llego a la entrevista lleno de expectación y curiosidad. No todos los días se tiene la oportunidad de entrevistar a una orden religiosa, de sobra es sabido el misticismo y la clausura con la que la mayoría de ellas viven, pero, además, que éstas sean integrantes de un grupo de rock pone el listón muy alto.

Angustina y su espectáculo Me gusta ser una monja

«Me gusta ser una monja” es el experimento rockero con el que Sor Angustina y sus compañeras han sorprendido al mundo. Una suerte de canciones pop y rock elegidas bajo el dogma cristiano… O tal vez no.

Sor Angustina, la reina del religiosus rock, la mamma del escenario, la humilde monjita a la cabeza de este grupo rockero, es una mujer con ganas de cambiar el mundo. Su fe y su amor ciego por los preceptos de Chusín, el salvador,
la han llevado a dirigir este show didáctico y evangelizador.

«El rock and roll ha cambiado mi vida y es justo y necesario que sea compartido con todos nuestros fans» decía llena de emoción «además que, vidina, a mí encántame pegar glallidos.».

No es la primera cruzada iniciada por esta congregación de nombre desconocido, este periodista no ha podido averiguar si es motivo de alto secreto o bien porque se les olvidó ponerle uno.

«Mira es que cuando la patrona se puso a buscar uno, resultó que ya estaban cogidos todos… Yo no sabía que había tantas vírgenes ni religiosas hasta el mismo día que me metí en esto, vidina, resulta que si existe la sagrada trinidad porque hay tres en uno, pues en el casu de les monjes debería decise que hay más de veinte en uno… Que si la virgen de los remedios, la del sagrado corazón, la de los mártires…» apunta Sor Angustina, faltándole dedos
en las manos y en los pies.

Angustina y su congregación en el cartel de Me gusta ser una monja
Cartel de «Me gusta ser una monja«

Pues bien, como decía, el show “Me gusta ser una monja” no es la primera rompedora iniciativa de estas monjitas, quienes además de dedicarse a sus labores desempeñan un impagable trabajo para la comunidad. La congregación ya es famosa por ser la abanderada avanzadilla contra las fuerzas del mal. Hay entre sus quehaceres un departamento que lucha
contra las criaturas y los monstruos de este y del otro mundo.

Sor Angustina nos cuenta con orgullo que donde quiera que haya un problema de infestación de zombies, ataques de hombres lobo o cucarachas voladoras, ahí estarán ellas, eso sí, siempre bajo cita previa. «Somos rápidas, limpias y baratinas… Que con los tiempos que corren, la pela es la pela…

«Pero yo he venido a hablar de mi concierto» se impacienta la monjita; quiere dejar muy claro que ellas son unas profesionales de la canción y que están preparadas para cualquier inclemencia musical posible.

Pero Angustina no está sola en esta cruzada…

El conjunto musical lo componen, además de la ya mencionada Sor Angustina, la muy discreta y recatada Sor Asustadina, la siempre ambigua Sor Androgina y el padre Sam, cual solemne pastor del simpar cuarteto.

«Queremos que la gente goce de felicidad, que se regocije en el ambiente festivo de la comunión del espíritu que tiene la música» comenta el padre Espino, quiero decir, el padre Sam, lleno de orgullo y satisfacción.

Ese ambiente festivo se debe al azote musical de los acordes de la guitarra de Sor Androgina, a la experiencia exótica del repertorio de Sor Asutadina y a los vibrantes coros y a la voz aflautada y electrizante de la cantante, Sor Angustina.

«Nosotras no destrozamos canciones, les insuflamos un aire místico lleno de bondad, luego el padre Sam, que es el DJ, las pasa por el torno y salen perfectas.».

¡Dios bendiga el Autotune!  «¡Nada de eso!«, me espeta Sor Angustina, «…nosotras somos cien por cien naturales, nada de playback ni eses coses modernes. Abrimos la garganta y por ella nuestro señor canta benditamente.».

Y es que estas religiosas se atreven con éxitos de Iron Maiden, de AC-DC, de
Enrique Iglesias, las Vulpess… «…mezcla ecléctica, fusión de lo antiguo y lo moderno. De lo pagano y lo religioso…hemos descubierto que podemos cambiar cualquier letra de una canción por la palabra monja» añadía una emocionada Sor Asustadina, «No se trata de cambiar sino de dejar que fluya la verdad espiritual tras las letras de las canciones» corregía Angustina tras una mirada intensa a su compañera.

Sor Androgina, el miembro más reciente de la congregación, combina su excelente sentido musical con la ternura de sus palabras. «Estamos llenas de buenos deseos y queremos que el mundo nos conozca por el amor con el que emprendemos todo lo que hacemos. Yo que tengo un fuego interior muy alto, lo canalizo a través de la música. No importa lo que seas, no importa lo que parezcas, ven a sentir con nosotras la fuerza del rock and roll. ¡Qué viva el poder de la @!.».

Para que conozcáis un poco más sobre este espectáculo, podéis echarle un vistazo a la página de Producciones Viesqueswood, justamente en el siguiente enlace: Me gusta ser una monja.

Hasta tiene canal de YouTube

Sor angustina tiene su propio canal de YouTube, aquí podéis ver sus andanzas pasadas y podréis disfrutar de sus andanzas futuras. Esti ye el mi canal del yutube, visitailo vidines.

Tras conocer un poco más a las integrantes de este prodigio de la religiosidad, me voy con las ganas de ver y oír más sobre Vida y milagros de Sor Angustina, la epopeya audiovisual que lo inició todo. Permaneced atentos al influjo de estas monjitas, cada concierto es único, cada concierto es una experiencia religiosa.

Comparte este contenido con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Sala Acuario – Nos despedimos

Nos despedimos de esta travesía.

Queremos compartir con todos vosotros la finalización de nuestra colaboración con el Acuario de Gijón como gestores de la Sala Acuario, espacio escénico donde durante estos últimos meses hemos ido programando espectáculos de muy diversa temática.
Ayer nos despedimos con “La historia de la pequeña rape abisal” un espectáculo creado expresamente para ser el broche final de nuestra estancia en el Acuario. ¿Qué mejor temática que la de una historia de seres marinos para un entorno acuático? Muy emocionados nos despedimos de una etapa profesional muy exigente.
Queremos transmitiros nuestro agradecimiento a todos aquellos que habéis sido espectadores de las funciones programadas, a todas aquellas compañías que depositaron su confianza en nosotros al llevar allí sus espectáculos y al equipo del Acuario por elegirnos para llevar a cabo esta tarea.

Nos llevamos la satisfacción de escuchar las risas y los agradecimientos de quienes se sentaban sábado tras sábado en las butacas de la sala. Esos “muchas gracias, hasta la próxima”. De cuando los niños se acercaban recordando a los personajes vistos en otras funciones repitiendo frases y anécdotas vividas sobre las tablas.
Sabemos que de esta experiencia han nacido conversaciones y encuentros que marcan y que dejan una semilla para el futuro. Hemos conocido el saber hacer de otros profesionales y compartido con ellos inquietudes y diferentes enfoques de lo artístico. Estamos seguros de que nuevas posibilidades llegarán gracias al camino andado y que nuevas puertas se abren gracias a lo descubierto en esta experiencia.

Sala Acuario, una ilusionada iniciativa.

Escenario de la Sala Acuario

Siempre hemos tenido muy presente la ilusión con la que partimos, las ganas con las que nos involucramos en la iniciativa, por ello, siempre hemos querido dar lo mejor de nosotros mismos y prestar un servicio de calidad independientemente de las circunstancias más o menos ventajosas que rodean siempre a la profesión teatral. Porque amamos lo que hacemos y porque creemos que el teatro y quienes se dedican a ello merecen espacios teatrales donde poder realizar su labor con dignidad y que esos espacios y los organismos que los dirigen deben de ayudar y contribuir a que la actividad salga a delante. Debe de ser un esfuerzo conjunto y nunca algo que recaiga sólo sobre los hombros de una de las partes. Una actividad teatral se consolida gracias a un empeño, lucha y sacrificio continuado y concienzudo.
Nosotros, como compañía de teatro, sabemos lo que supone para una compañía el ir a taquilla. Conocemos en primera persona el gran desafío y el gran riesgo que supone depender sólo de las entradas vendidas, sabiendo todos los gastos que supone subir al escenario un montaje con actores, transporte, escenografía y demás…. Por ello siempre tuvimos claro el necesario compromiso de gestión y difusión de la actividad con el que nos embarcamos en la gestión de la Sala Acuario.

Tenemos claro cómo han de hacerse las cosas y el respeto que merece la actividad teatral.

Han sido meses de intenso trabajo pero de constante aprendizaje. Salimos de esta experiencia con las cosas más claras y motivados para seguir haciendo teatro.
Nos vamos con la certeza de haber hecho un buen trabajo y con la satisfacción de que el viaje ha sido enriquecedor.
Nuestro camino no acaba aquí, nuestra actividad como compañía, escuela y productora sigue adelante. Seguiremos soñando y creando sobre los escenarios. Os animamos a seguir a nuestro lado y a descubrir todo lo que vayamos haciendo, siempre sabréis de nosotros en nuestras redes sociales.

Facebook InstagramTwitter

Gracias con todo el cariño del mundo.

Comparte este contenido con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Inicio de las clases

La ilusión del inicio de un nuevo curso

Un año más, seguimos con otro curso aquí en Viesqueswood, preparados para adentrarnos un poco más en el mundo de la interpretación. Cada septiembre, como la vuelta al cole, nos preparamos para impartir nuestras clases de teatro y cine. La maquinaria se pone en marcha, y aunque no es hasta octubre cuando tenga lugar le inicio de las clases, hay que ponerlo todo a punto y cargar las pilas para lo que promete ser un nuevo curso lleno de sorpresas y emociones.

Las jornadas de puertas abiertas inauguraron la actividad de nuestra “sala negra”, el espacio escénico que acoge las clases, y son la bienvenida para los nuevos alumnos y para todo aquel que se sienta interesado por nuestra labor. Recibimos con los brazos abiertos a todo aquel que tenga la mente inquieta, quiera trabajar en equipo y se comprometa con el arte del espectáculo. Decir arte del espectáculo es mucho más que subirse a un escenario a recitar un texto, el teatro es entrega, pasión, paciencia, puntualidad, respeto a uno mismo y al compañero, es fallar y levantarse… Eso y mucho más; mucho por descubrir añadiría, eso es teatro. Y nosotros desde el primer día queremos trasmitirlo a todo aquel que venga a conocernos. Queremos que nuestras clases sean un oasis de tranquilidad y esperanza para escapar de la rutina y sorprenderse positivamente con todo lo que uno mismo puede lograr.

Como escuela queremos que nuestros alumnos saquen el mayor partido de sus habilidades, descubriendo lo mucho que pueden lograr simplemente si se lo plantean y tienen fuerza de voluntad. Queremos potenciar lo mejor de sí mismos y ayudarlos a descubrir aquellas facetas de su personalidad en las que pueden mejorar, además de servir de “empujoncito” para aquellas habilidades latentes con las que se sorprenderán. Por eso estamos deseando plantearles retos. Escogemos con mucho mimo las escenas y los textos dramáticos que se van a trabajar, teniendo en cuenta las características del grupo, el tiempo del que disponemos para desarrollar la actividad y la actualidad en la que vivimos, para que el desarrollo del trabajo sea lo más ameno y equitativo posible.

¿Cómo trabajamos?

Son varios los aspectos que barajamos a la hora de realizar el temario del curso; tenemos en cuenta que se trata de clases para pasárselo bien y divertirse, por lo tanto, en nuestras clases no faltan ni los juegos, ni las improvisaciones ni las obras de temáticas vivas y universales, de aventuras, de cuentos clásicos, de rabiosa actualidad… Argumentos cercanos que nos hablen de los sentimientos humanos, con un poco de sal y un poco de pimienta, drama y comedia, géneros capaces de encantar y motivar el trabajo de nuestros alumnos. Y también tenemos en cuenta el que nuestras clases puedan despertar las conciencias y los sentidos de nuestros alumnos, si la asistencia a las mismas despeja dudas o da fuerzas para afrontar el día a día y mejorar en ciertos ámbitos personales y profesionales nos sentiremos profundamente realizados.

Al final lo que se ve en las clases es técnica actoral y esta puede aplicarse no sólo al trabajo sobre una escena de una película o de una obra de teatro, sino que esperamos que forme parte de la vida y de los intereses del alumno., ayudándole a afrontar y a solucionar problemas o insuflándole un chorro de energía positiva para descubrirse a sí mismo sin miedos ni prejuicios.

Una de nuestras máximas es “no hay nada que esté mal hecho, lo único que se hace mal es el no hacer”. Con esto queremos animar a los alumnos a probar, a no quedarse con las ganas de hacer algo, si te lo guardas en la mente, no sólo no podrás compartirlo con los demás, sino que ni tú mismo podrás saber si funciona o te convence porque sólo podemos saber si algo funciona en teatro si lo probamos. Si nos dejemos llevar, guardando el respeto y el control en lo que hagamos, podremos descubrir si lo que pensamos y hacemos es algo genial.  La vida diaria ya nos pone suficientes limitaciones, por eso es bonito tener un espacio personal en el que permitir a la mente ser libre para crear y reflexionar, al cuerpo para vibrar y danzar y al corazón para emocionarse y latir a mil por hora.

Una vez arranquemos, la dinámica de las clases será un apasionante proceso que llevará a los alumnos a preparar, además de una variada colección de escenas de cine grabadas en vídeo y comentadas entre todos, dos obras de teatro. La primera se realiza en diciembre, todos los grupos tendrán la suya propia y podrán representarla frente a un entregado público. La siguiente se comienza a preparar a partir de enero y la fecha elegida para su estreno suele estar entre finales de mayo y finales de junio, según agendas, y será el colofón del curso. Nosotros valoramos el teatro como un arte que se entiende mejor si es representado ante un público, por ello, creemos que es el más adecuado broche final del curso y la mejor forma de cerrar un proceso educativo.

La emoción y los nervios del descubrimiento sólo serán finalmente asimilados si disfrutamos de esa fase práctica y de superación que supone actuar ante un público. Con las representaciones cerraremos un ciclo de desarrollo y descubrimiento personal del cual nos encanta ser maestros.

¡Conócenos!

Os animamos a que os paséis por nuestra sección de clases para saber más sobre los horarios y grupos de alumnos de nuestra escuela.

Desde Producciones Viesqueswood os invitamos a conocernos, a pasaros por nuestras clases de prueba, a inscribiros en nuestras clases regulares y talleres o a ser espectadores del trabajo que se realice bajo nuestras alas. Dejad que el arte del espectáculo entre en vuestras vidas porque eso es permitir que entren las capacidades de la reflexión, la crítica y la imaginación activa. Hay que sorprenderse y divertirse con lo que uno hace, que la vida es muy corta.

Comparte este contenido con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Un blog para el teatro y el cine

Bienvenidos a nuestro blog, un blog para el teatro y el cine, bienvenidos a nuestro cajón de sastre, a nuestro baúl de posibilidades.

Logo Producciones Viesqueswood

Un rincón en el que poder expresar nuestras opiniones y reflexiones sobre el arte dramático, el mundo audiovisual y todo lo que pueda relacionarse con ellos. Una de nuestras máximas es la curiosidad, cualidad que nos ha hecho enrolarnos en esta aventura de la producción y de la creación artística para tratar de entender e interpretar el mundo que nos rodea. Nuestro objetivo con este blog es relacionar, siempre que se pueda, teatro y vida, cine y mundo; viendo la realidad desde una óptica especial y comprobando cómo, dónde y por qué vida y ficción se relacionan, se mezclan y se distinguen.

Producciones Viesqueswood quiere compartir contigo todo aquello que llame nuestra atención, todo aquello que nos parezca sorprendente y todo aquello que aprendamos en nuestra andadura por los mundos del celuloide y del arte escénico.

Somos una joven empresa que está buscando su lugar en este complejo y maravilloso mundo y que está ansiosa por crecer y compartir contigo aquello que nos motiva y nos emociona. Estaremos encantados de conocer vuestras opiniones y de que este sea un canal para el intercambio de las mismas y para el progreso del conocimiento.

También os invitamos a que visitéis nuestro Facebook.

Comparte este contenido con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email